第七章

Capítulo 7 del Tao Te Ching

No a la Egolatría, sí a la Abnegación

7

El cielo y la tierra son eternos.

El cielo y la tierra deben su eterna duración

a que no hacen de sí mismos

la razón de su existencia.

Por ello son eternos.

El sabio queda atrás, por lo mismo es el primero.

Está desapegado, por eso es uno con todo.

A través de sus acciones generosas logra la plenitud.

天長地久。
天地所以能長且久者,
以其不自生,
故能長生。
是以聖人後其身
而身先,
外其身
而身存。
非以其無私邪?
故能成其私。