第六十四章

Capítulo 64 del Tao Te Ching

No Interferir contra el Orden Natural de las Cosas

64

Lo que está en reposo es fácil de retener.

Lo que no ha sucedido es fácil de resolver.

Lo que es frágil es fácil de romper.

Lo que es pequeño es fácil de dispersar.

Prevenir antes de que suceda,

y ordenar antes de que aparezca el desorden.

El árbol que casi no puede rodearse con los brazos,

brotó de una semilla minúscula.

La torre de nueve pisos,

comenzó siendo un montón de tierra.

Un viaje de mil leguas,

comienza con el primer paso.

Al manejar sus asuntos, la gente suele estropearlos

justo al borde de su culminación.

Prestando total atención al principio y con paciencia al final,

nada se echa a perder.

Por eso, el Sabio carece de deseos,

no codicia los bienes de difícil alcance,

aprende a olvidar lo que le habían inculcado.

Le devuelve a los hombres la fluidez que han perdido,

y así, sin dominarlos,

favorece la evolución natural de los diez mil seres.

其安易持,
其未兆易謀,
其脆易破,
其微易散。
為之于未有,
治之于未亂。
合抱之木,生于毫末;
九層之臺起于累土;
千里之行,始于足下。
為者敗之,
執者失之。
聖人無為,故無敗;
無執,故無失。
民之徒事,常于幾成而敗之。
慎終如始,
則無敗事。
是以聖人欲不欲,
不貴難得之貨。
學不學,
復眾人之所過。
以輔萬物之自然,
而不敢為。