第三十七章

Capítulo 37 del Tao Te Ching

El Deseo Codicioso Impide la Evolución del Mundo

37

El Tao, por su naturaleza, no actúa,

pero nada hay que no sea hecho por él.

Si los príncipes y los reyes

pudieran adherírsele,

todos los seres evolucionarían por sí mismos.

Si al evolucionar aún persistiera el deseo codicioso,

yo los retornaría a la simplicidad sin nombre.

En la simplicidad sin nombre no existe el deseo.

Sin deseos es posible la paz

y el mundo se ordenaría por sí mismo.

道常無為而無不為。
侯王若能守,
萬物將自化;
化而欲作,
吾將鎮之以無名之樸;
無名之樸,亦將不欲;
不欲以靜,
天下將自正。